sábado, 22 de diciembre de 2018

Un asunto de familia de Hirokazu Koreeda


Un asunto de familia de Hirokazu Koreeda, fue Palma de Oro en Cannes (totalmente merecida desde mi punto de vista). Os la aconsejo encarecidamente (si os gusta el cine poco convencional, por supuesto).

domingo, 16 de diciembre de 2018

Roma, de Alfonso Cuarón, 2018


Vi Roma, de Alfonso Cuarón. ¡Jó, qué gozada! Disfruté intensamente ante tal despliegue de excelente cine y de buen hacer cinematográfico puesto al servicio, además, de algo que importa.

sábado, 8 de diciembre de 2018

Las "mejores" (¡¡¿¿??!!) películas


Se acerca el final del año y pronto empezarán a aparecer las listas de las mejores novelas, las mejores películas, etc. etc. 
Esto me recuerda que el año pasado, por estas fechas, El País publicó la lista de las 15 mejores películas de la historia elegidas por los usuarios de FilmAffinity e IMBd.

Ya me parece prodigioso que sea posible elegir 15 films de entre los 342.000 que, según la propia IMBd, se han realizado desde que el cine existe (si añadimos capítulos de series, se alcanzan los 3.600.000 títulos).
Y me diréis: bueno, cada cual elige dentro de las que ha visto... Sí, claro y por eso ahora paso a comentar otros aspectos que considero prodigiosos (en mal plan) sobre las 15 películas elegidas.

martes, 27 de noviembre de 2018

El último tango de Bertolucci y la mentalidad de "pecadores"

Este artículo se publicó en 
http://tribunafeminista.org/2016/12/pecar-contra-el-patriarcado-o-dinamitarlo/

¿Pecar contra el patriarcado o dinamitarlo?

 No hay manera de que algunas mentes salgan de lo rancio.
Lo digo porque me maravilla la cantidad de gente que defiende El último tango en Paris argumentando que es una película iconoclasta, rompedora, progresista…


La película hubiera sido realmente innovadora si nos mostrara cómo un maromo tumba a Marlon Brando, lo inmoviliza, le unta el culo de mantequilla y le mete la polla. Así sí.
Y, oye que para considerarla sediciosa, atrevida, valiente, audaz (¿revolucionaria?) no sería preciso, que el maromo en cuestión “se la metiera de verdad en la vida real”, bastaría con que lo simularan y la escena chorreara voyeurismo placentero. Ni siquiera exigiríamos que a Brando le hubieran ocultado lo que iba a pasar a fin de que su humillación y espanto fueran auténticos.
Pero, francamente, vendernos la violación de una señora como rompedora… cuando el asunto de violar mujeres es más viejo que la Tana…

lunes, 26 de noviembre de 2018

El último tango en París. ¿Qué importa María Schneider frente a Bertolucci, Brando y Almodóvar?


Este artículo se publicó en
http://www.tribunafeminista.org/2016/12/almodovar-bertolucci-dios-la-cria-y-ellos-forman-pina/

Almodóvar/Bertolucci: dios la cría y ellos forman piña… 

En 2007 María Schneider declaró en el Daily Mail a propósito de la escena de la violación de El último tango en París:


"Esta escena no estaba en el guion original. A Marlon se le ocurrió la víspera. Me lo dijeron justo antes de rodar la escena y me rebelé. Tendría que haber llamado a mi agente o a mi abogado porque no se puede obligar a nadie a hacer algo que no está en el guion, pero yo entonces no lo sabía. Marlon me dijo: “No te preocupes, no es más que cine”. Pero durante la escena, aunque yo sabía que lo que Marlon hacia no era real, mis lágrimas sí eran reales. Me sentí humillada y, hablando con franqueza, tuve la impresión de ser violada por Marlon y por Bertolucci. Después de esta escena, Marlon no me consoló ni se disculpó. Menos mal que solo hicieron una toma."